La importancia de tu equipo

Siendo beatmaker y teniendo colegas beatmakers es inevitable que surjan conversaciones sobre el equipo que se usa para hacer beats. Que si MPCs, MPDs, que si teclados MIDI, sintes... Muchas de estas conversaciones las he tenido con el aiSHO, que siempre defiende el lema de "el hombre sobre la máquina" dando poca importancia al equipo con el que se trabaje, siendo lo importante el saber sacarle partido.

Si bien es un lema que apoyo 100% la mayoría de la gente (y no sólo en esto) se flipa. Unos desde dentro y otros desde fuera, obviamente los dos dan toda la importancia al equipo.


Desde dentro, el que quiere ser profesional se gasta el dinero en equipo super bueno, cacharros super caros que no sabe cómo utilizar bien. Hace cosas con su super equipo que no son más que churros sonoros, que si se pudieran oler, apestarían a bicho muerto emborrizado en mierda. Eso sí, las fotos de su equipo las puedes ver en cualquiera de sus perfiles de cualquier red social.

Desde fuera, el oyente. Generalmente ignorante del proceso de trabajo de cualquier obra musical. Este suele pensar que si no trabajas con lo mejor, tu trabajo no puede ser bueno. No puedes ser profesional si en la elaboración de tu música no usas equipo de primer nivel. Luego no es raro ver a estos oyentes sorprendidos cuando (a veces por casualidad) se enteran de con qué equipo trabajas y ven que no es lo que ellos pensaban, que usas cosas que según ellos son de tener poco nivel. Craso error amigos.

He visto estas dos cosas, la primera en compañeros del gremio y la segunda en gente que ha escuchado mi música, le ha parecido buena y me ha preguntado qué equipo tengo. Esperando a que le dijera que uso super tecnología y los últimos cacharros que han salido al mercado, pero no fue, ni es, ni creo que en un futuro sea así.

Pero hoy no voy a hablar de mi equipo, eso lo dejo para otro día...